Los números de 2015


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.200 veces en 2015. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 37 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en Turismo | Deja un comentario

Tasas Turísticas, que son, como se pagan y donde.


impuestos-680x453
La tasa turística no es un concepto nuevo.
Cuando realizas un viaje pagas el transporte y el alojamiento, además de todas las actividades que quieras hacer. Pero dependiendo del país y la ciudad que elijas como destino es posible que tengas que pagar más debido a los impuestos destinados al turismo. Como es lógico, cuando consumes en España pagas el IVA, y si sales fuera los productos y servicios tendrán un recargo con el impuesto correspondiente del país. Pero en muchas zonas el número de impuestos se multiplica ya que te cobran no sólo por lo que consumas, sino también un extra por ser turista.
Fuera de nuestras fronteras son muchos los países que añaden la denominada tasa turística a sus traslados aéreos y al hospedaje. En España esto no sucede en todas las zonas, actualmente sólo lo hace Cataluña, aunque otras Comunidades Autónomas ya la han probado y la han cancelado o bien están estudiando la posibilidad de aplicarla, como en el caso de Madrid que ha suscitado tanta problematica.
¿Qué son las tasas turísticas?
La tasa turística es un impuesto destinado al desarrollo y la promoción del turismo que se recauda en países como Alemania, Italia, Grecia, Estados Unidos y recientemente en los Emiratos Árabes, entre otros. Se trata de una cuantía que se abona por los viajes aéreos o bien por cada noche de hospedaje en su territorio. Dicha cuantía se recauda para crear un fondo destinado a fomentar el turismo y conservar el patrimonio nacional, entre otros. Es decir, que el dinero que el viajero aporta mediante el pago de esta tasa se revierte de forma positiva en los propios turistas y en el territorio.
Tasa turística por pernoctación.
Una de las tasas turísticas más habituales es la que se cobra a los viajeros por pernoctación. Cada persona que se aloje en un hotel, hostal, albergue u otro establecimiento debe pagar una cuantía fija por cada noche. La cantidad que se paga viene determinada por la propia ciudad, así como el máximo de noches que es necesario abonarla. Asimismo, la cuantía pretende gravar la estancia del turista de manera progresiva, por lo que varía dependiendo de la categoría del establecimiento escogido. Los mayores desembolsos por noche afectan a los turistas que decidan alojarse en hoteles de categorías altas, mientras que los que se decanten por campings serán los que menos recargo sufrirán.
¿Cómo se paga?
Cada ocupante de la habitación o habitaciones debe pagar el impuesto de alojamiento, y esto se hace, generalmente, en el momento de hacer la reserva del viaje, al hacer el check in a la llegada o bien al pagar la factura del hotel.
¿Quién lo paga?
Todas las personas que se alojan en uno de estos lugares deben abonar la tasa turística por pernoctación. En algunos países, como Estados Unidos, algunos alojamientos excluyen de esta tasa a los residentes. Sin embargo, en el Caso de Cataluña incluso los propios catalanes deben abonar este impuesto, aunque según indica en una entrevista Marian Muro, directora general de Turismo de la Generalitat, “la incidencia del impuesto recae básicamente sobre el turista foráneo”, que supone el 75% del que recibe la comunidad.
Tasa Turística en España: Cataluña, y hasta 2003 en Baleares.
La Comunidad Autónoma de Cataluña cobra a sus turistas una tasa por pernoctación desde el año 2012. Sin embargo, ésta no es la primera vez que una zona de España carga las noches de hotel con tasas para las arcas del turismo.
El Gobierno Balear propuso su implantación en el año 2002. Recibió el nombre de Ecotasa y consistía en un impuesto con un valor medio de 1 euro al día por cada turista que visitara las Islas Baleares. Estuvo activo durante los años 2002 y 2003 y recaudó unos 84 millones de euros que se invirtieron en los espacios turísticos y naturales de las islas, pero no funcionó, según algunos, por ser “inoportuno”.
En Cataluña , desde hace 2 años, se gravan los establecimientos turísticos reglados con entre 0,45 y 2,25 euros por persona y noche, eso sí, con un máximo de 7 días y sólo a los mayores de 16 años. Desde entonces, los turistas que se alojan en un hotel de 5 estrellas pagan 2,5 euros por noche, independientemente de la zona. Cuando se trata de uno de 4 estrellas la tasa en Barcelona es de 1,10 euros, mientras que en el resto de Cataluña son 90 céntimos por persona y noche. Por otro lado, en el resto de alojamientos de Barcelona se abonan 65 céntimos y 45 si es en el resto de la comunidad.
Tasa Turística en Estados Unidos
Desde el día 8 de septiembre de 2010 todos los viajeros turísticos que visiten Estados Unidos deben pagar una tasa de 14 dólares, unos 11 euros, 4 de ellos para el sistema de gestión de permisos y 10 para la promoción del turismo. Pero además a este impuesto se suma uno de pernoctación que tiene Nueva York desde hace varios años. Se trata de una tasa que se aplica a la ocupación de habitaciones y que ronda los 3 dólares por noche y habitación. Además, dependiendo de los estados, algunos aplican una tasa de entre el 5 y el 7,25% de la tarifa de la habitación.

Resultado de imagen de Tax hotel

Tasa Turística en Países Bajos: Amsterdam
El ayuntamiento de Amsterdam impone una tasa turística a cada persona por su visita. Pero en este caso no se cuantifica por noche y persona, sino que es el 5% de la tarifa que se abona en el hotel. El dinero recaudado se destina a realizar mejoras en la ciudad y en los servicios ofrecidos.
Tasa Turística en Francia: París
Desde el 1 de enero de 1994 la ciudad de París grava sus visitas con una tasa que va de los 20 céntimos a 1,50 euros por persona y día, aunque los menores de 13 años están exentos de su pago. Además, desde noviembre de 2011 existe una nueva tasa del 2% para aquellas habitaciones que tengan un precio igual o superior a los 200 euros.
Tasa Turística en Italia
Dentro de Italia este tipo de tasas se aplica en Florencia, Roma y Venecia.
Florencia: Desde el verano de 2011 cobran 1 euro por persona y noche por cada estrella que tenga el hotel. Es decir, el alojamiento en un hotel 5 estrellas tiene un cargo extra de 5 euros. Se aplica a los mayores de 10 años y por un máximo de 10 días consecutivos.
Milán: Comenzó a cobrarse en septiembre de 2012 y la cuantía depende del número de estrellas que tenga el establecimiento hotelero. Además, los menores de 18 años no pagan. Por ejemplo, para hoteles de 4 estrellas la tasa se sitúa en los 5 euros por persona y noche.
Roma: Desde enero de 2011 cobran 3 euros diarios a los turistas que se alojen en hoteles de 4 y 5 estrellas y 2 euros a los que lo hagan en establecimientos de menor categoría. Los niños de menos de 10 años no pagan la tasa y sólo se aplica a las 10 primeras noches de hotel consecutivas.
Venecia: La normativa entró en vigor por las mismas fechas que en Florencia y supone una tasa de 1 euro por cada estrella del hotel o entre 1,50 y 2 euros para otro tipo de alojamientos. Sólo hasta un máximo de 5 noches consecutivas. Aplican descuentos a los niños y en temporada baja, entre otros casos.
Otros países con tasa turística por noche de alojamiento
Uno de los últimos países en unirse a la tasa por pernoctación turística ha sido Túnez, que obliga a sus visitantes a pagar 2 dinares, menos de 2 euros, por noche. Por su parte, las islas Maldivas aplican una tasa del 3,5% del precio del hotel, alquiler de veleros, escuelas de buceo y otros gastos habituales entre los turistas.
Por otro lado, desde el 31 de marzo de 2014 los turistas que viajen a Dubái deberán pagar entre 7 y 20 dirhams, 1,4 y 4 euros, por habitación y noche, en función de la categoría del hotel y la tarifa. Y en Berlín la tasa es del 5% del precio de la pernoctación total en la ciudad.
Tasa turística aérea
En cuanto a los impuestos que gravan a los pasajeros aéreos no serían exactamente tal, pero en algunos países funcionan como una tasa. En Alemania, por ejemplo, se cobra 8 euros por pasaje nacional o europeo en vuelos domésticos, 25 para los de media distancia y 45 euros en los de largo recorrido. Destinos como Punta Cana y la Riviera Maya también contemplan impuestos de este tipo, ya que te exigen 10 dólares al entrar en el país y 20 a la salida. Y en Tailandia la tasa por entrar al país ronda los 12 euros por persona.
Los viajeros que visitan Guatemala deben abonar una tasa aérea de 30 dólares al salir del país, pero además están estudiando imponer otra de 15. Otro país que se suma al carro es Marruecos, que desde este año cobra unos 9 euros, 100 dirhams, en los billetes de clase turista y hasta 36 euros, 400 dirhams, a los de clase business cuando se abandona el país en avión, para la promoción turística.
Viajar con plataformas P2P
Actualmente, la plataforma online de alquileres Airbnb está negociando con París para encargarse de recoger también este pago en todos los alojamientos que intermedia. Es algo que ya hace en Ámsterdam, donde la compañía ingresa los pagos de los turistas en las arcas públicas de la ciudad. También lo hacen en varias ciudades de Estados Unidos, como Washington, Chicago, Malibú o Filadelfia.
Barcelona actualmente estudia regularizar el alquiler de habitaciones en viviendas, que también pasarían a pagar la tasa turística.

hotel-tax

Ratreatror
Publicado en Destinos, Economía, Hoteles, Infografías, MarketinTurístico | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El filón de la Economía Colaborativa.


La cuestión es económica pero también social: ¿tener o compartir?
Los expertos advierten que los jóvenes quieren ser usuarios puntuales, pero no propietarios.
Cada vez más empresarios encaminan sus negocios hacia este modelo, conscientes de que sus futuros beneficios pasan por esta economía alternativa.
Se calcula que las iniciativas colaborativas pueden generar en la próxima década 300.000 millones en todo el mundo, según el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Serían tres veces más de lo que producen ahora. En España hay en marcha unos 500 proyectos. Son muy pocos frente a los más de tres millones de empresas del país. Pero es tal el impacto que están provocando que hasta la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está a punto de culminar un informe –estaría listo antes del verano– en el que marcará las líneas a seguir para desarrollar empresas sociales en el marco de una economía de mercado como la actual.
El problema al que se enfrentan los países de medio mundo es el de integrar estas iniciativas, muchas veces acordadas entre dos particulares, a sus sistemas productivos:  que paguen impuestos, que ofrezcan las garantías mínimas de comercio a los usuarios; que sean actividades reguladas y que aporten capital al Producto Interior Bruto…
grafico
Publicado en Economía, Estudios, Tecnología | Etiquetado , , | Deja un comentario

Quien es quien en la Sharing Economy española – Parte I


Sharing Economy

El término “Economía Colaborativa” proviene de la expresión inglesa “Sharing Economy”, divulgado separadamente por Lisa Gansky y Rachel Bootsman con Roo Rogers en 2010.
También podríamos traducirlo literalmente: “Compartiendo economía”, si definimos Economía como “los medios de satisfacer las necesidades humanas mediante los recursos disponibles que siempre son limitados”. Es indudable que la desigualdad de las sociedades occidentales, ha contribuido al desarrollo de la economía colaborativa, como medio también de defensa y supervivencia.
La economía colaborativa es un cajón desastre donde coexisten acciones de distinto tipo, con una característica común: “todas las iniciativas están basadas en las tecnologías de la información y comunicación, que permiten la creación de redes sociales y portales, donde se pueden realizar interacciones entre individuos de forma masiva”.
El sistema es simple: “Lo primero crear el producto basado en una necesidad. Posteriormente captar usuarios por Internet, fundamentalmente a través de la viralidad en redes sociales y de campañas publicitarias online. Y por último campañas en medios convencionales”
Muchas de estas app’s se mantienen, por ahora, al margen de las transacciones de los usuarios. de las descargas. Ahora, es evidente que sólo sobrevivirán las más fuertes, ya que el 70 % de las mismas desaparecen en menos de 1 año de su creación.
La economía colaborativa es un sector que está creciendo a un fuerte ritmo en España, que se está convirtiendo en uno de los mercados europeos donde están apareciendo más iniciativas empresariales relacionadas con este ámbito económico. De hecho, alrededor de 400 empresas en el Estado,  muchas de ellas en Cataluña, están vinculadas a la economía colaborativa actualmente y se espera que este número continúe creciendo, pues muchas startups que inician ahora su actividad están basando sus negocios en este tipo de modelos.
En diciembre 2014 se presentó “ Sharing España “, una agrupación de empresas basadas en modelos P2P y colaborativos. El colectivo, Sharing España, impulsado y formado inicialmente por 24 empresas de perfiles y modelos de negocio diversos que se han unido con el objetivo de promover e informar sobre los beneficios de la economía colaborativa y los modelos de negocio “peer to peer” en el país.
De la totalidad que forman el directorio de empresas  las empresas/proyectos que a fecha Junio 2015 están presentes con mayor actividad son las siguientes:
Compartir coche, trayectos o parking.

Blablacar, Conectan conductores con pasajeros para compartir coche. Es la empresa mas afianzada en el sector y la de más utilización por parte de los usuarios. La empresa percibe una contraprestación económica por el uso de los mismos del Servicio de reserva OnLine del sitio web llamados “Gastos de Gestión”, compuestos por una parte fija y otra variable más el 21%IVA, que nunca podrá superar el 20% de la aportación por los gastos del trayecto.

Alquiler de coches entre personas
SocialCar, Alquiler de coches entre particulares. La empresa deduce de la totalidad del importe obtenido por el alquiler del vehículo y extensiones en su caso, una comisión de entre el del 15 % y el 20 % sobre el mismo en concepto de intermediación del alquiler según sea el producto asegurador contratado.
AreaVan alquiler de caravanas, autocaravanas y furgonetas (caravaning) entre particulares. El precio indicado en el sitio web corresponderá a la cuantía total del alquiler, incluyendo los cargos del servicio ofrecido por AREAVAN. Dichos cargos se calculan cobrando al propietario una comisión del 10% del precio total.
Turismo colaborativo.
Alojamiento temporal P2P:
Airbnb : Fundada en 2.008 y con sede en San Francisco, es de las más veteranas del sector. Conecta anfitriones que tienen alojamientos para alquilar con clientes que buscan alquilar dichos alojamientos en 190 países. Hay que registrarse para crear una cuenta de Airbnb y convertirse en miembro. Recomienda que los anfitriones contraten un seguro adecuado para sus alojamientos y no respalda ni avala a ningún miembro o alojamiento.
Aplican las llamadas “Tarifas de cliente /Tarifas anfitrión” que es lo que “cobra” a un cliente/anfitrión por el uso de su plataforma online basándose en un porcentaje de las tarifas de alojamiento aplicables. Las Tarifas serán mostradas al cliente /anfitrión cuando se le pregunte si desea enviar una solicitud de reserva o confirmación de la misma.
Wimdu   de origen alemán y funcionado ya en 100 países.  Empresa desvinculada de la corporación de “Sharing Economy” por cambios en su política de actuación.
Aseguran al anfitrión y su propiedad frente a daños de hasta 500.000€ gratis y tienen código de verificación de la propiedad. Al pago final se añade “la tarifa de Wimdu” al precio que se muestra en la página de oferta, que suele ser entre un 15% y un 20%. Esta cantidad se suma a cada reserva para garantizar la seguridad de cada transferencia y para ofrecer un servicio de Atención al Cliente de calidad, 24 horas y pago seguro.
AlterKeys, la competencia 100% española a Airbnb.  Alterkeys Se compromete a pagar al anfitrión la suma por el importe del precio de alojamiento previa deducción de una comisión que oscila entre 10% y 15% del precio del alojamiento, según factores como la duración de la estancia, la localización del alojamiento o la cuantía total de la reserva.
BeMate el híbrido entre hotel y apartamento turístico. Sólo actúan como una plataforma online de alojamiento de contenido creada por los anfitriones hacia viajeros que buscan alojamientos únicos sin renunciar a los servicios propios de un hotel. Además incluye en su plataforma la posibilidad de optar a los Room Mate Hotels.
El ”Precio total”  se compone de la suma la “Tarifa Anfitrión” (será igual a un 5% s/precio), la “Tarifa Huésped” (será igual a un 10% s/precio) en concepto de utilización de la plataforma y los Impuestos aplicables según la normativa vigente.
En el concepto de Consumo Colaborativo, conviven iniciativas muy diferentes en su concepción y objetivos, aunque el entorno tecnológico de utilización es muy similar y nexo de unión. Desde plataformas que buscan compartir de forma gratuita y altruista bienes escasos, fomentando adicionalmente la relación personal (streetbank) hasta plataformas con un claro modelo de negocio desde el principio (Uber que hablaremos en otro momento ). Incluso algunas que nacieron como plataformas colaborativas gratuitas, y posteriormente han mutado en modelos de negocio. (blablacar)
¿Entonces, son “Economía colaborativa” ? El 90% de las propiedades presentes en las plataformas P2P  se ofrecen a cambio de una contraprestación económica, por lo tanto no responden a los modelos y  principios colaborativos y solidarios, entrado a llamarse totalmente “nuevos modelo de negocios” y como tales deben ser regulados.
Publicado en Economía, Estudios, Turismo | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Economía colaborativa – Reflexiones I.


consumo-colaborativo
El consumo colaborativo fue nombrado por la revista “Time” en 2011 como una de las diez ideas que cambiarían el mundo, y lo veía como una forma de “arreglar los peores problemas, desde la guerra y la enfermedad hasta el paro y el déficit”, una visión extraordinariamente optimista.
El columnista del New York Times, Thomas Friedman, considera que la economía colaborativa «crea nuevas formas de emprender y también un nuevo concepto de la propiedad».
Frecuentemente se habla de la economía colaborativa como una democratización económica, porque permite que todos tengan acceso a bienes, aunque no puedan pagar por ello. Esta afirmación olvida que hay otras barreras en el nuevo modelo: no son las económicas, sino las culturales, aunque muchas veces unas van ligadas a las otras. En concreto, no se dice que para participar en las iniciativas que existen en Internet hace falta tener dos capitales: capital relacional y capital cultural. Tener una red de contactos o posibilidad de construirla es necesario para entrar en muchas de las iniciativas que existen.
La clave está en la confianza y la reputación que se construyen con los votos y opiniones de los usuarios. Si no eres capaz de atraer estos votos y opiniones, nunca serás elegido; y entonces, nunca tendrás votos ni opiniones y empezará el círculo vicioso.
En cuanto al capital cultural, la competencia clave es la digital. Si no se tiene acceso a Internet o teniéndolo no se sabe desenvolverse con soltura, no se puede participar en estas iniciativas. Como se decía, muchas de éstas son digitales, no físicas, y trascienden lo local, por lo que poder leer en inglés es clave. Entonces, los ”desempoderados digitales” no tendrán acceso a la economía de colaboración o solo a aquellas iniciativas que existen a nivel local (los bancos de tiempo o las monedas locales, por ejemplo).
Saber aprovechar la oferta exige una competencia cultural al menos media. Hay que pensar qué hacemos con los que no tienen esta competencia, porque estarán excluidos del modelo .Por ello la educación, desde los hogares, los centros educativos o los medios de educación, puede ser un elemento fundamental para favorecer un mejor aprovechamiento de este tipo de iniciativas. Educación no sólo en competencias, sino también en valores, pues los valores de cooperación, equidad, interdependencia, respeto y valoración de la diferencia son fundamentales para una verdadera comprensión y extensión del modelo.
Facilitar el acceso a este modo de satisfacer necesidades exige cambiar otros procesos, como el de la organización actual del trabajo. Otro problema es el de la gestión y el gobierno de estos modelos. Asumiendo que no son comprados por empresas convencionales, cabe esperar que cuando organizaciones de pares vayan creciendo se perderán los canales democráticos.
Cuando estas organizaciones tengan más poder, cabe esperar que se abrirá una carrera por tomar el mando. Entonces, estas organizaciones tendrán los mismos problemas de gobierno que las organizaciones actuales. El ser organizaciones sin ánimo de lucro no las exime de la tentación de la corrupción.
Finalmente, hay que repensar las implicaciones para lo público. Este modelo puede acabar en una desinstitucionalización completa de la economía. Y no es posible tener una sociedad sin Estado, porque necesitamos un Estado que ponga, al menos, el marco regulatorio para que esta forma de economía prospere. Un tema de especial interés es el fiscal.
Si los intercambios no se visibilizan, si no hay pago de impuestos,
¿cómo sostendremos los bienes comunes?
¿Habrá un modelo colaborativo para la sanidad, la educación o el cuidado?
Cabe pensar que no. Otro problema es la frontera entre el favor y el trabajo. Esta frontera debe quedar claramente marcada o tendremos iniciativas que emplean sin dar ningún tipo de protección.
Para los favores no hay marco legal.
Para el trabajo sí.

Publicado en Estudios, NuevosProductos, Tecnología, Turismo | Etiquetado , | Deja un comentario